Hermandad de Ánimas

Se trata de la Hermandad con menor número de referencias. En todo caso, se sabe de su existencia en 1662, fecha en que se llevó a cabo un frustrado intento de fusión con la Hermandad Sacramental y con la Hermandad de la Concepción. Probablemente la Hermandad de Ánimas existiera ya en el siglo XVI, pues el padre Flores señala que contaba con dotaciones a su favor en el siglo de 1500. En concreto se citan fundaciones de 1590.

A lo anterior cabe agregar que el padre Flores indica que, frente a la capilla dedicada al Santísimo Sacramento y a la Inmaculada, se encontraba, en la otra nave de la epístola, la Capilla de Ánimas con el siguiente rótulo: “Siendo mayordomo de las benditas Ánimas Felipe Casado y Diego López, se hizo el retablo del Sr. San Cayetano y adorno de esta capilla a solicitud de su depositario Francisco Bulnes, año de 1773”.

En el estreno de esta capilla y de la dedicada al Santísimo Sacramento y a la Inmaculada hubo fiestas solemnes y aun de toro en plaza de San Sebastián. Se hizo el juego particular de faroles con jeroglíficos de la Virgen para el Rosario de gala que salía por las noches con música y otra de tambora e instrumentos militares.

Volver al índice